Noticias

Musicoterapia… conectando con los sentidos

By 18 noviembre, 2016 Sin comentarios

Por: Ana Gutiérrez Guerrero

La música, Lenguaje Universal, tal como la definimos desde Proyecto Luna. Tan universal, que no hay nadie que no pueda beneficiarse de ella. En esta entrada, hablaremos de los beneficios que puede conseguirse en niños con este tipo de terapia.

1

Fuente: https://www.buenasalud.net/2012/09/05/que-es-la-musicoterapia.html

Aunque cada vez se está demandando más en nuestra sociedad, la musicoterapia aún es una disciplina muy desconocida, y la gran mayoría de la población no sabe en qué consiste, o los objetivos que con ella se pretenden. Es importante saber que no es el objetivo principal que los niños salgan de las clases tocando un instrumento a la perfección.

Dentro del ámbito que nos incumbe la podemos definir como:

“la utilización juiciosa y estructurada de la música o de actividades musicales a cargo de un profesional formado, que tiene como objetivo restaurar, mantener o mejorar el bienestar físico, emocional, social, cognitivo y psicológico de una persona” (Onrubia, 2011:7).

Los beneficios que se pueden encontrar van desde el ámbito cognitivo y educativo hasta los aspectos socio-afectivos y emocionales del niño. En concreto, se puede organizar todos los beneficios en cuatro áreas muy claras:

A nivel fisiológico: en los niños es muy estimulante trabajar con instrumentos que producen sonoridades que resulta interesantes para ellos, y se pueden conseguir distintos objetivos físicos, de movimiento y coordinación, al tiempo que ellos disfrutan tocando al ritmo de una canción.

2

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=3on8h3N0DNo

A nivel cognitivo: se sabe que la motivación es el motor principal para un buen aprendizaje, y la música es la mejor herramienta para lograrla, sobre todo cuando puede que haya alguna vía de acceso al conocimiento que esté bloqueada.  Además, gracias a la música podemos mejorar la capacidad de atención, memoria y aprendizaje; estimular la imaginación y la capacidad creadora; y trabajar la meditación y la relajación.

A nivel emocional: La música es el mejor vehículo para las emociones, y no sólo por lo que transmite, sino por todo aquello que uno puede expresar a través de una melodía, ya sea conocida o inventada, en cuyo caso además puede ayudar a sacar aquello que con las palabras no se consigue. Fortalece la confianza en uno mismo y mejora la autoestima al ser tan visible los logros en cada sesión.

A nivel social: Un último nivel muy ligado a la comunicación, ya que provoca y favorece la expresión de uno mismo, puede crear grandes lazos entre el terapeuta y el niño, y en las terapias grupales, crea un sentimiento de pertenencia al grupo (Violan (2010) Los beneficios de la Musicoterapia en el Síndrome de Sanfilippo. Isep Barcelona)

3

Fuente: http://laterapiadelarte.com/numero-7/entrevistas/entrevista-a-magdalena-capo/

 

Algo fundamental en la música es que se puede convertir en una herramienta muy potente de comunicación,  ya sea a nivel verbal o no verbal. Lo importante, es que gracias a la música se trabajan las funciones expresivas y del lenguaje que se pueden encontrar deterioradas según las cualidades de cada niño. Gracias al ritmo más pausado que tiene la música frente al del lenguaje, es posible que los niños con problemas para procesar con rapidez el lenguaje verbal se encuentre más seguro o más motivados en un lenguaje melódico o cantado en el que el procesamiento de la información es más lento.

 

Para finalizar podemos expresar que “la Musicoterapia trata de mejorar la calidad de vida de una persona, ayudándole, a través de la música, a desarrollarse y a utilizar sus propios recursos” (Onrubia, 2011: 7)

Deja una respuesta